Conoce los beneficios de los alimentos orgánicos para tu bebé

0
816

Los primeros alimentos que le das a tu bebé tienen que ser lo más saludables posible. En los últimos años, la comida orgánica ha experimentado un auge sin precedentes y ha ganado un gran número de adeptos. De acuerdo con la opinión de un gran número de expertos, los alimentos orgánicos pueden tener un gran número de beneficios para aquellos bebés que no han cumplido aún dos años, dado que estos ayudarán a construir el cuerpo de tu bebé de una manera sana.

Dale a tu bebé comida orgánica para que crezca sano

Debes tener en cuenta que las pequeñas cantidades de antibióticos, pesticidas y hormonas que llevan las comidas que no son orgánicas pueden resultar peligrosas para tu bebé. Los niños tan pequeños no tienen los cerebros formados y tienen una masa corporal muy pequeña, por lo que son especialmente sensibles a las neurotoxinas. Los pesticidas tienen relación con varios problemas de salud, como el cáncer, las enfermedades pulmonares, trastornos en el sistema inmunológico y endocrino y problemas reproductivos.

Durante los seis primeros meses, los bebés deben alimentarse solo con leche materna, puesto que este superalimento garantizará la buena salud del niño. Sin embargo, desde ese sexto mes en adelante, deberá llevar una alimentación complementaria y es en ese momento en el que se podrán incorporar a su dieta estas comidas orgánicas.

Los alimentos orgánicos contienen ciertos nutrientes que son altamente apropiados para los bebés, porque están libres de microorganismos y sustancias químicas que pueden resultar perjudiciales para tu pequeño. Son cultivados en suelos regados con agua pura, en los que se inspeccionan las posibles plagas que pueden atacar a estos alimentos.

Una de las ventajas de darle comida orgánica a tu bebé es que puedes añadir las porciones que a ti te parezcan adecuadas, por lo que se convierte en una comida mucho más casera que cualquiera que vayas a comprar. De esta manera, tendrás todo el control sobre los ingredientes que se emplean para realizar la comida de tu bebé. Es importante que equilibres los ingredientes que vas a utilizar. Estos son algunos de los consejos que puedes seguir:

  • No uses alimentos crudos, como productos lácteos no pasteurizados o huevos.
  • Hierve siempre las carnes que vayas a utilizar.
  • Selecciona frutas y verduras frescas e intenta cocinarlas al vapor, con el objetivo de conservar sus propiedades.
  • Intenta no añadir azúcar o sal.
  • Haz la comida de tu bebé sin exceso de grasas.
  • Preserva la higiene de los alimentos cuando los vayas a preparar y en el momento de envasarlos.

Si no tienes demasiado tiempo para hacer la comida de tu bebé un día puntual y necesitas comprarlos ya hechos, lee atentamente las etiquetas, para evitar el BHT, el BHA, el azúcar, la sal y el EDTA, puesto que son antinutrientes. Pon siempre en duda las palabras “natural” o “criados al aire libre”, puesto que esto no significa que sean alimentos orgánicos. De la misma manera, los alimentos que tienen la etiqueta de “postres” suelen contener azúcares, por lo que no serán apropiados para tu bebé. Asimismo, escoge preferiblemente los alimentos que estén envasados en vidrio, puesto que las latas pueden contaminar más la comida.