Consejos para cuidar la piel de tu bebé con aceites vegetales

0
653

Consejos para cuidar la piel de tu bebé con aceites vegetalesPocas cosas hay en este mundo que sean tan delicadas como la piel de un bebé. Y es
que la piel de tu bebé se caracteriza por ser particularmente fina y delicada, de manera
que hay que prestarle mucha atención para asegurarte de que se mantiene limpia y
sana.

Para ello, es recomendable hacer uso de algún tipo de aceite con el que masajear a tu
pequeño después del baño. Y los aceites vegetales son precisamente la mejor opción
para lubricar la piel de un bebé.

¿Por qué el aceite de tu bebé ha de ser un aceite vegetal?

Lo que caracteriza a un aceite vegetal y lo diferencia sobre el resto de aceites es que
los aceites vegetales son aceites naturales, obtenidos de una manera respetuosa con
el medio ambiente. De este modo, los aceites vegetales son también la mejor opción, y
la más respetuosa, para el organismo de tu pequeño.

Por contraposición, los aceites más convencionales, incluso si dicen estar orientados a
los más pequeños de la casa, suelen a menudo crearse a partir de sustancias
químicas nada recomendables para la delicada piel de tu bebé, y pueden también
obstruir los poros. Los aceites vegetales, no obstante, son aceites que penetran
fácilmente en la piel, y son asimilados de una forma mucho más natural.
¿Y cuáles son los aceites vegetales más positivos? Toma nota, porque aquí van
algunos de los tipos de aceites vegetales más beneficiosos para, incluso, las pieles
más delicadas.

El aceite de almendras dulces, para prevenir la aparición de irritaciones

En los bebés, la aparición de rojeces es muy común, puesto que se producen incluso
con la más mínima de las rozaduras. En consecuencia, puedes aprovechas los aceites
vegetales para que tu bebé se beneficie también de un producto que sirve para regular
y prevenir las irritaciones. Y para eso no hay nada mejor que el aceite de almendras
dulces.

Rico en vitaminas A y E, el aceite de almendras dulces emite además un rico olor a
almendras, y es muy suave. La piel lo absorbe de manera bastante rápida, hidratando
así las pieles más secas o particularmente frágiles, incluso para la de un bebé.

Aceite de Jojoba, para limpiar las pieles más grasas

No obstante, si la piel de tu bebé es un poco más grasa. Quizás prefieras probar con el
aceite de Jojoba. Este aceite se caracteriza por aportar nutrientes a la piel, y además
la hidrata y limpia al mismo tiempo. No obstante, se recomienda mezclar el aceite de
Jojoba con otro aceite vegetal, porque su uso por sí solo podría bloquear los poros, de
modo que hay que aligerarlo de alguna manera.

Aceite de Caléndula, el más respetuoso con la piel de tu bebé.

Mención aparte merecen los productos elaborados a base de Caléndua. Los beneficios para la piel de tu bebé que te aportan los productos a base de Caléndula son realmente extensos, destacando su enorme respeto por la piel de tu bebé.
Además, sirven para reparar posibles heridas o cualquier tipo de molestias. Consulta
siempre con un dermatólogo antes de comenzar a usar cualquier tipo de aceite para tu
bebé, para evitar posibles alergias o reacciones no deseables.