Todo lo que necesitas saber sobre los productos espagíricos

0
1545

Todo lo que necesitas saber sobre los productos espagíricos FotoEl origen de los productos espagíricos y de la disciplina de la espagiria como tal se remonta al principio del siglo XVI. Proveniente de las palabras griegas “spaô” y “ageirô”, que significan extraer y reunir, respectivamente, la espagiria es el nombre que recibe un determinado método de elaborar productos enfocados al mantenimiento de la salud.

En concreto, los productos que se engloban dentro de la sección de productos espagíricos se consiguen mediante distintos procedimientos alquímicos. Algunos de estos procesos son, por ejemplo, la fermentación, la destilación y la extracción de componentes minerales de la planta. Estos procesos se remontan a una época más lejana todavía que el siglo XVI, puesto que ya estaban en uso en la alquimia medieval, generalmente para la separación y purificación de metales o para permitir la separación de la sal del agua u otras soluciones acuosas. No obstante, el concepto del producto espagírico ha cambiado con los años, y recientemente ha sido adoptado por fabricantes nutracéuticos avanzados.

El proceso de creación de los productos espagíricos

De este modo, la espagiria recibe un enfoque holístico, debido al provecho de cada una de las partes de la planta. Un producto espagírico ha de ser creado siguiendo siempre tres etapas muy concretas, que se dividen en la separación, la purificación y la extracción, y, finalmente, la reunificación.

La planta es además cosechada según su ciclo lunar. En el proceso de la separación, se deconstruye, por expresarlo de alguna manera, la materia prima. Es decir, se divide la planta en las partes de la que está formada, separando el agua del aceite y de cada componente, que pasa después, cada uno de ellos, por un proceso de purificación.

Mediante el proceso de purificación, se trata de obtener cada uno de los ingredientes de las partes para que el cuerpo pueda aprovechar al máximo sus beneficios. Esto supone que el organismo ingiere ya la planta descompuesta en sus ingredientes hasta el mayor grado posible, de modo que su asimilación es mucho más fácil.

Después, una vez se haya logrado obtener por separado todos los ingredientes constituyentes de la planta, estos se vuelven a unir en un solo producto, a menudo en formato líquido. El resultado es un producto espagírico que destaca por ser muy concentrado y potente. Al mismo tiempo, en el proceso de formación no interviene ningún agente químico que contamine el resultado, de modo que los productos espagíricos se caracterizan por su naturalidad. De este modo, un producto espagírico es una ayuda para el tratamiento de molestias o estados de ánimo desapacibles.

La espagiria garantiza siempre el máximo provecho de la planta, permitiendo el alcance de determinados componentes que son muy difíciles de extraer por otras vías, creando así un resultado natural y efectivo, que respeta al organismo y mantiene su salud.

Los productos espagíricos, como ya se ha mencionado, destacan por ser muy naturales. Pero, como siempre, es recomendable consultar con un médico la cuestión antes de incluir productos espagíricos en la rutina diaria.