Raíz del Traidor el gran remedio para la piel

0
3386

Raíz del traidor (Raíz del traidor)

Conocida como Onoquiles, pie de paloma, palomilla de tintes u orcaneta, es una planta cuyo nombre viene dado por sus propiedades entre otras,  colorantes.  La raíz del traidor es propia de arenales y  crece a orillas de los ríos en zonas bajas y de montaña, incluso podemos encontrarla en lugares con altura de hasta 1500m.

La raíz del traidor está compuesta por dos pigmentos que le aportan su acción colorante , el ácido ancúsico y el ácido alcánnico.

No es colorante del agua, pero si de otros componentes como el alcohol, el aceite y otras grasas, que le confieren un color rojizo.

Antiguamente era utilizada para dar color a las pieles de las mujeres, así como, su acción beneficiosa frente a picaduras de serpiente y otras afecciones de la piel.

Hoy en día son conocidos sus propiedades beneficiosas para la piel, en casos de afecciones tales como eccemas, psoriasis, dermatitis, acné, llagas, herpes y cualquier otra afección con irregularidades en la piel, siempre que no sean manchas de nacimiento o causadas por una carencia de melanina. Incluso es utilizado tradicionalmente  por su poder cicatrizante.

Numerosos aplicaciones demuestran su efectividad en estrías, así como es muy importante su efecto en hemorroides y varices.

La raíz del traidor además de tener una acción emoliente, regeneradora, hidratante  y purificadora de la piel, puede proteger de la acción del sol y además  ofrecer un bonito color en la piel.

La raíz del traidor es utilizada en cosmética como colorante natural, e incluso podemos encontrarlo como aditivo en alimentos.

Podemos encontrarlo en el mercado, en herbolarios o tiendas ecológicas, la planta sóla o frecuentemente mezclada con otros componentes.  Existen  ungüentos de raíz del traidor mezclado con diferentes aceites, entre ellos el de sésamo, almendra, oliva que potencian su acción beneficiosa en la piel. Otras presentaciones de raíz del traidor pueden ser  en forma de champús, geles y cremas.

Compartir
Artículo anteriorProteínas vegetales: gran fuente para deportistas
Artículo siguientePan Rústico. Nueva Gama Biocop
Toki Funamizu Flores Naturópata, Kinesióloga y Psicoenergética. Amante de la naturaleza y el deporte. Siempre me atrajo la alimentación sana y hábitos de vida saludable; comenzó mi investigación de manera autodidacta y un día decidí completar mis conocimientos con cursos y más cursos. Comencé con la psicoenergética, ya que veía el mundo espiritual y energético una parte muy importante del ser humano y muy olvidada hoy en día. A continuación me formé como naturópata ya que entendí que no sólo es necesario ayudar al cuerpo en un sólo nivel, siendo importante tratar las 3 partes holísticas del ser humano: energética, emocional y física. Y continúo por este mundo apasionante, aprendiendo cada día de mi vida.